Nuestra recetas en tu idioma

Receta fácil de pastel de espinacas

Este pastel es una forma diferente y muy original de comer espinacas, además de ser muy fácil de elaborar, ni que decirte de la textura del mismo, tiene una cubierta crujiente gracias a la masa filo y un relleno muy cremoso, vamos toda una deliciosa forma de disfrutar esta verdura.

La masa filo la puedes encontrar en cualquier supermercado, es una masa muy fina que viene en láminas y lista para utilizar, con lo que solo tienes que sacarla del envase y a trabajar con ella. Solo tienes que tener en cuenta que si la dejas mucho rato al aire se seca y se vuelve un poco quebradiza. Para trabajarla bien y que no se rompan las láminas tendrás que untarlas o pintarlas con aceite, además esto hará que cuando las hornees queden más crujientes y doradas.

Respecto al relleno de espinacas. como podrás ver, no tiene mucho secreto ya que tan solo hacemos un pequeño sofrito y le añades las espinacas cocidas y bien escurridas, se saltean un poco y se le añaden huevos y queso para que quede cremoso.
El queso que yo he utilizado ha sido mozzarella, por su cremosidad y no tener un sabor fuerte, aunque tu puedes añadir el que prefieras como el feta o un buen queso tierno que funda bien, aunque también sería un puntazo ponerle un buen queso curado cortado en tacos pequeños, esto le aportaría un buen toque de sabor.

Pastel de espinacas

Saca las espinacas y a la sartén con ellas así en un momento podrás disfrutar de un pastel muy sabroso. Ya sabes que cualquier cosa que necesites tan solo tienes que dejarme un comentario.

Tiempo:

55 minutos

Valor Calórico:

bajo

Dificultad:

baja

Cantidad:

6 personas

Ingredientes

  • 900 g de espinacas
  • 1 Cebolla
  • 4 Dientes de ajo
  • 250 g de queso mozzarella o similar
  • 3 Huevos
  • 1 Cda sopera de piñones
  • 250 g de masa filo (10 ó 12 láminas)
  • Sal y pimienta al gusto
  • 4 Cda de aceite de oliva
Receta fácil de pastel de espinacas

Preparación

  • Pela la cebolla y la picas.
  • Pela los ajos y los picas.
  • Precalienta el horno a 180º centígrados.

Elaboración

Pon una cazuela grande a fuego medio y vierte abundante agua.

Echa un poco de sal.

Cuando el agua empiece a hervir vas echando las espinacas poco a poco.

Apriétalas con una paleta para que queden bien sumergidas y te quepan todas.


Cuando las hayas echado todas las dejas hervir durante 5 minutos.

Retira la cazuela del fuego.

Escurre bien las espinacas.

Apriétalas con una paleta para que saquen todo el agua posible.

Ahora pon una sartén a fuego medio y echa el aceite.

Cuando esté caliente echa la cebolla y los ajos.

Echa la sal y la pimienta molida.

Sofríelo durante 2 minutos aproximadamente.

Añade los piñones y lo sigues sofriendo un par de minutos más.

Agrega las espinacas escurridas.

Echa sal al gusto y las salteas durante otro par de minutos.

Retira la sartén del fuego.

Fuera del fuego casca los huevos en la sartén sobre las espinacas.

Añade el queso sobre las espinacas, lo puedes rallar o cortar en trozos pequeños.

Remuévelo bien hasta que esté bien mezclado.

Ya tienes el relleno preparado, déjalo enfriar bien antes de rellenar el pastel.

Ahora tienes que preparar el pastel.

Unta un molde o cazuela de horno con aceite.

Coge un par de láminas de masa filo.

Las pones en el molde, pero pon solo la mitad de la lámina dentro del molde y la otra mitad que este fuera, para luego poder doblarla y que cubrir el pastel.

Pinta la masa que está dentro del molde con aceite.

Coge otro par de láminas y las pones en el molde igual que las otras, pero que sobresalgan por al lado.

Vuelve a pintarlas con aceite.

Haz lo mismo con el resto de láminas, ya sabes de dos en dos pero dejando la mitad fuera del molde o bandeja y pintándolas con aceite.

Cuando las tengas todas ya puedes poner el relleno.

Echa el relleno de espinacas en la bandeja o molde.

Repártelo bien.

Ahora con el trozo de láminas que has dejando fuera del molde las vas doblando y tapando el relleno.

Píntalas también con aceite.

Dobla todas las láminas y procura que quede bien sellado.

Cuando lo tengas todo tapado ya lo puedes hornear.

Introduce la bandeja o molde en el horno precalentado a 180º.

hornéalo durante 35 ó 40 minutos aproximadamente.

Cuando esté dorado ya lo puedes sacar del horno.

Ya puedes desmoldarlo o servir directamente en el molde.

Pastel de espinacas y masa filo

Consejo

  • Puedes utilizar un molde o bandeja de horno, lo ideal es que tenga forma redonda.
  • El queso puede ser el que prefieras.
  • Lo puedes comer caliente, templado o frío, de cualquier forma esta muy bueno.
  • También puedes utilizar espinacas o acelgas congeladas.

Francesca Bautista

10 comentarios :

  1. Hace tiempo que quiero hacer este pastel , ahora viendo tu receta la apunto y lo preparare besitos

    ResponderEliminar
  2. Estupenda receta con una presentación preciosa!! Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias amiga, me alegro que te guste, besos.

      Eliminar
  3. Sou fa destes pasteis salgados, principalmente os que levam espinafres como este, adoro. Beijos

    ResponderEliminar
  4. Yo no soy muy de espinacas, pero tengo que empezar a comerlas y esta receta me parece deliciosa.
    Besinos
    El toque de Belén

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Maria, estan muy ricas elaboradas de esta manera, besos guapa.

      Eliminar
  5. Hola Francesca, qué buena propuesta la de este pastel, me encantan las espinacas y cocinar con la pasta filo, así que esta receta me parece deliciosa. Bstes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un placer que te guste Enma, muchos besos amiga.

      Eliminar

Anímate y deja tu comentario. Si tienes alguna duda o problema con alguna receta o ingrediente, no dudes en dejarme un comentario, estaré encantada de ayudarte

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Recetas tradicionales de cocina

Últimos comentarios