Nuestra recetas en tu idioma

Receta de sopa de albóndigas

Ve poniendo las cucharas en la mesa para que disfrutes de esta receta fácil y tradicional, ya que es un sopa de las que siempre apetece, se trata de una sopa de albóndigas, un magnífico plato de cuchara que no deberías dejar de probar.

Lo ideal y lo que marcará la diferencia en este plato es el caldo que utilices, ya sabes que puede ser el que prefieras, de carne o de ave, aunque también puedes utilizar un buen caldo de verduras, ya sabes que la misma receta puede variar según el caldo que utilices.

La albóndigas también son una otra parte muy importante de la receta, y puedes combinarlas como quieras, como por ejemplo si las quieres ligeras puedes utilizar carne mixta de pollo y pavo, o con un sabor más intenso utiliza cerdo y ternera, aunque también las puedes hacer solo con un tipo de carne.
Otra cosa importante es el tipo de pasta que yo he utilizado, ya que deja la sopa muy espesa y con una textura diferente, pero si no te gusta o no tienes a mano siempre puedes utilizar unos fideos finos o alguna otra pasta tipo estrellas, eso ya lo que prefieras.

Sopa de albóndigas

Bueno pues disfruta de este plato de cuchara tan fácil como sabroso y si te asalta cualquier duda ya sabes que espero tus comentarios.

Tiempo:

20 minutos

Valor Calórico:

bajo

Dificultad:

baja

Cantidad:

4 Personas

Ingredientes

  • 1500 ml de caldo de carne o de ave
  • 6 Cucharadas de sémola de trigo
  • 250 g de carne picada mixta
  • 1 Diente de ajo
  • 1 Cucharada de perejil picado
  • 1 Cucharada de pan rallado
  • 1 Huevo
  • 50 g de harina de trigo para rebozar
  • Sal y pimienta al gusto
  • Abundante aceite para freír
Receta de sopa de albóndigas

Preparación

  • Pela los ajos y los picas.
  • Echa la harina de trigo en un plato hondo.

Elaboración

Echa la carne picada en un bol.

Añade el ajo y el perejil picado.

Echa el pan rallado y sal y pimienta al gusto.

Casca el huevo y lo echas en el bol también.


Amásala bien hasta que todo esté bien mezclado.

Ahora coge un poco de masa.

Moldéala con las manos y dale forma de bola pequeña, del tamaño de una nuez.

Recuerda apretarla un poco para que no se rompan al freírlas.

Cuando la tenga moldeada la rebozas en la harina de trigo.

Que quede bien cubierta de harina.

Haz lo mismo con el resto de masa hasta que tengas todas las albóndigas hechas.

Ahora pon una sartén a fuego medio y echa abundante aceite para freír.

Cuando esté caliente echa las albóndigas en la sartén.

No las eches todas a la vez para que no se enfríe el aceite.

Fríelas hasta que queden bien doradas por todas las partes.

Sácalas de la sartén y las vas poniendo en una bandeja sobre papel absorbente.

Ves friéndolas hasta que las tengas todas bien doradas.

Ahora ya puedes preparar la sopa.

Vierte el caldo en una cazuela y lo pones a fuego medio.

Cuando empiece a hervir añade las albóndigas fritas.

Las dejas que hiervan durante 5 minutos.

Ahora echa la sémola de trigo y le bajas el fuego a medio-bajo.

No dejes de remover para que no se hagan grumos.

La cueces durante 5 minutos más.

Retira la cazuela del fuego y ya la puedes servir.

Consejo

  • La sémola de trigo la puedes sustituir por algún otro tipo de pasta, como fideos finos tipo cabello de ángel, estrellitas de pasta o similar.
  • Puedes utilizar caldo de carne o de ave, incluso de verduras, pero ten en cuenta que el caldo es que mas sabor le dará a la sopa.
  • La carne de las albóndigas puede ser mixta de cerdo y ternera o de pavo y pollo.

Francesca Bautista

14 comentarios :

  1. Hayırlı akşamlar, çok leziz ve iştah açıcı bir görüntüsü var. Ellerinize, emeğinize sağlık.

    Saygılar.

    ResponderEliminar
  2. Una sopa deliciosa :) al llevar las albóndigas es un plato muy completo. Bss

    recetas de una gatita enamorada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siii, lo puedes comer como plato unico ya es muy completo, besos amiga.

      Eliminar
  3. Muy rica, me imagino por la pinta que tiene pues nuca he probado!! Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te encantara pruebala es un placer comerla, besos.

      Eliminar
  4. que bien sienta, esta sopita tan buena.

    ResponderEliminar
  5. Te ha quedado muy original, yo la sémola si la uso mucho en sopa, al igual que la tapioca, y el detalle de las albóndigas, me gusta, besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siii, la verdad queda deliciosa y muy apetecible, besos.

      Eliminar
  6. Esta manera de comer albóndigas ha sido la tradicional en mi casa durante años y años... De hecho durante mi infancia siempre las tomábamos así, nunca en salsa, y no podían faltar los viernes santos (ahora tampoco, conste) en la mesa familiar.

    Mi madre para no cansarnos las preparaba con algunas variantes como incorporar patatas y cocerlas en el caldo, o un puñado de fideos de cabello e incluso alguna vez un puñado de pasta más grande tipo macarrones o tiburones (en aquellos años tampoco había tanta variedad en los supermercados del pueblo)

    Tu receta me ha encantado por el montón de recuerdos que me ha traído

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho que te traiga tan buenos recuerdos la verdad es una receta muy completa, besos guapa.

      Eliminar
  7. Las albóndigas es una de los platos que mas me gustan y estas te ha quedado fantásticas, un beset

    ResponderEliminar

Anímate y deja tu comentario. Si tienes alguna duda o problema con alguna receta o ingrediente, no dudes en dejarme un comentario, estaré encantada de ayudarte

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Recetas tradicionales de cocina

Últimos comentarios