Nuestra recetas en tu idioma

Receta de lagrimas de pollo

La lagrimas o lagrimitas de pollo son una forma muy tradicional, sabrosa y divertida de preparar el pollo,  se trata de unos tacos de pollo, sin piel ni hueso, a los que se dejan en adobo unas cuantas horas, para que queden muy jugosos y con un sabor insuperable, después simplemente se escurren bien, se rebozan en harina y se fríen hasta que estén bien dorados. Vamos todo un pollo frito clásico pero con un sabor increíble.

Puedes utilizar cualquier parte del pollo, no hace falta que te diga que no tiene que tener hueso y si no tiene piel mejor. Aunque la pechuga sea mas seca que otras partes, como se deja en adobo no queda muy seca, así que es la parte ideal para esta receta. Una cosa importante es que cortes los tacos de pollo de un tamaño parecido, para que se cocinen por igual.

Respecto al adobo como verás en los ingredientes es muy simple, seguro que tienes en casa de todo para preparar esta receta. Como cualquier adobo con un par de horas serán suficientes para que la carne quede bien adobada, aunque lo ideal es dejarla de un día para otro.


Bueno ya no te entretengo mas y así te puedes poner manos a la obra con esta pollo tan bueno, y como siempre también puedes ver un vídeo con la receta paso a paso, así no tendrás excusa para prepararlo.



No olvides visitar y suscribirte mi canal de youtube Recetas tradicionales de cocina para ver esta y otras muchas vídeo recetas

INGREDIENTES

  • 800 g de pollo sin hueso ni piel
  • 1 Cda peq de comino en polvo
  • 1 Cda sopera de pimentón rojo
  • 1 Cda peq de orégano
  • El zumo de un limón
  • 30 ml de vino blanco
  • Harina de trigo para rebozar
  • 3 Dientes de ajo
  • Sal y pimienta al gusto
  • Aceite para freír
(4 Personas)

ELABORACIÓN


Corta el pollo en trozos medianos de un tamaño igual.

Echa  los tacos de pollo en un bol.

Pela y aplasta los dientes de ajo y los echas en el bol, junto con el pollo.

Vierte el zumo de limón y el vino blanco.

Echa sal y pimienta al gusto.

Añade también el comino, el orégano y el pimentón rojo.

Remuévelo bien para que todos los trozos de pollo queden bien adobados.

Cubre el bol con papel transparente.

Introduce el bol en el frigorífico y lo dejas que repose al menos 2 horas.

Cuando esté adobado saca el bol del frigorífico.

Saca los trozos de polo del bol y los pones en una escurridera o similar.

Deja que se escurran bien antes de rebozarlos.

Mientras se escurren pon una sartén a fuego medio y echa abundante aceite para freír.

Reboza los trozos de pollo adobado en la harina de trigo.

Cuando el aceite esté caliente vas poniendo los trozos de pollo rebozado en la sartén.

No pongas muchos a la vez para que el aceite no se enfríe.

Fríelos unos 10 minutos a fuego medio.

Dale varias vueltas a los trozos para que se doren bien por todas partes.

Cuando estén fritos los sacas de la sartén y los vas poniendo en una bandeja sobre papel absorbente.

Sigue friendo el resto de tacos de pollo adobado.

Cuando los tengas todos ya los puedes servir.


Francesca Bautista
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Recetas tradicionales de cocina

Últimos comentarios